8 cosas a vuelapluma que hacer para vivir un día diferente

Hoy se podría decir que no me despego del blog, y mucho menos del ordenador, pero al menos me está cundiendo, que es lo importante. Pero, ¿Y a vosotros? ¿Os está cundiendo? Si sí, bien hecho, chapeau, os lo habéis ganadoImagen

 

Pero seguro que algún lector de por aquí está tirado sin hacer nada. Procrastinar, lo llaman. Vale, que sí, que no hacer nada es la leche, y no os culpo si es vuestro deseo. Pero si estáis en uno de esos días de “joder, qué puto aburrimiento, quiero hacer algo pero no sé el qué” estáis de enhorabuena porque a continuación os traigo sugerencias. Y amor, vale, también os Imagentraigo amor, pero sobre todo sugerencias, cosas para matar el tiempo o para hacer de este un día diferente al resto. Vamos allá:

1. Dr. Horrible’s sing-along blog: Si os gusta Neil Patrick Harris, esto es lo vuestro. Y si no os gusta también, creedme. Dr. Horrible’s sing-along blog es un musical dividido en 3 episodios en formato de corto que podéis encontrar fácilmente en Youtube debido al éxito que cosechó en 2008. ¿Qué decir…? Es una de esas cosas que puedes ver 1000 veces y que cada vez te gusta más que la anterior. Eso sí, os advierto que cuando lo vi por primera ocasión, me dejó frío, raro. A la segunda me enamoré definitivamente. Lo admito: No es una obra maestra, pero oye, es diferente y fresco y por algún extraño motivo hoy me estoy acordando mucho de él.

¿Que de qué va…? Pues digamos que es la clásica historia de chico conoce a chica… Pero el chico es un supervillano. Dicho así os parecerá o genial o una mierda, pero no es ni lo uno ni lo otro: Es SÚPERGENIAL. Además, las canciones molan, y os lo dice un tío que soporta poquito los musicales… Aquí os dejo el video completo. ¡No olvidéis activar los subtítulos!

http://www.youtube.com/watch?v=Of9kHpCv1ts

 

2. Comenzar a leer ese libro que lleváis tanto tiempo demorando: Sí, sí, no miréis para otro lado, que os hablo a vosotros (y a mí mismo u.u): todos tenemos el eterno libro de “ostia, me lo tengo que leer, a ver si lo empiezo algún día”, bien amig@, pues ¿Qué mejor día que hoy?

Cada vez leemos menos. Literatura, claro, porque whatsapps, tweets y estados de FB a tutiplén, pero yo me refiero a literatura. Mi libro para este Verano es 1984, y estoy deseando dejar atados todos mis quehaceres con la universidad para comenzarlo cuanto antes. Y si no tenéis un libro pendiente, tenéis que leer Siddhartha, de Hesse, porque es una jodida maravilla de la que se pueden extraer un millón de lecciones y enseñanzas en cada una de sus páginas. Además, es cortito, pero con mucha profundidad, así que se lee rápido y fácil.

 

3. Expresaos artísticamente: El cómo es lo de menos. Cantad a pleno pulmón en casa, sacad un lienzo y poneos a pintar algo, escribid un poema, bailad hasta que os duelan los pies. La mayoría de personas no le dedican el tiempo suficiente a la expresión del arte, y da igual si tenéis talento o no lo tenéis, lo importante es sentirse bien con vosotros mismos haciendo algo creativo. 

 

4. Meditad: Quizás no en plan rollo budista, pero dedicad una hora o un par de horas del día de hoy a reflexionar a fondo acerca de ESE tema que os tiene preocupados, intranquilos o insatisfechos. Haced listas, esquemas… Todo lo que contribuya a desgranar y analizar mejor el asunto. Quizás no encontréis soluciones (ojalá que sí) pero, siempre y cuando no sea de modo obsesivo, este suele ser un proceso bastante catártico.

 

5. Haced ejercicio: Especialmente si hace mucho que no lo practicáis. Empezar con el ejercicio es un soberano coñazo, no os voy a engañar, pero oye… Cuando acabas te hace sentir de puta madre y relajado. Y si correr o hacer pesas no es lo vuestro (no os culpo xD), siempre podéis reunir a unos colegas para echaros un partido de algún deporte y así fardáis en la playa de cuerpo serrano.

 

6. Tened ESA conversación con ESA persona: La vida es breve y según un estudio realizado a individuos en su lecho de muerte, nos arrepentimos más de lo que no hemos hecho que de lo que sí hemos hecho. Es bastante fuerte cuando lo piensas detenidamente, ¿eh?. ¿Y qué es lo que nos impide hacer/decir las cosas que queremos hacer/decir? Muchas cosas, demasiadas. Barreras: Miedo, vergüenza, convencionalismos sociales, sentido del ridículo, que te tomen por loco… No digo que sea fácil vencer estos obstáculos (EN ABSOLUTO) pero daos el capricho por un día de aflojar las cadenas que os esclavizan y de ser honestos con vosotros mismos y con los demás. Insisto, la vida es breve, y hay intenciones y segundos que pueden imprimirle un cambio de 180º a vuestra vida… y a la del resto. Si os atrevéis con este punto, suerte: nada más que por vuestro coraje ya os habréis ganado el título de ser:

Imagen

7. Idead y llevad a cabo un proyecto para un futuro a corto plazo: Con el Verano ya aquí, no se me ocurre un momento mejor para ponernos a prueba y ver hasta dónde podemos llegar. No tiene que ser un proyecto muy ambicioso: un viaje, algún propósito que tengáis de hace tiempo pero que por circunstancias de la vida nunca hayáis podido poneros manos a la obra… Por ejemplo, en mi caso, la creación de este blog es un proyecto que llevaba tiempo deseando llevar a cabo, pero un buen día te tiras una noche en vela y decides que es hora de que el proyecte deje de ser proyecto para ser una realidad. Con tiempo, recursos y ganas, es posible.

 

8. Mimaos:  Si vais a salir a la calle a dar una vuelta o algo, haced un esfuerzo y cuidad vuestro aspecto. No digo que os vayan a ofrecer un puesto de modelo por ir un poco más adecentados un día aislado, pero cuando os veáis reflejados en los escaparates os veréis con mejores pintas que si os hubiéseis puesto lo primero que encontraseis y lo más importante: os sentiréis mejor. De hecho, uno de los principales síntomas de estar de camino de padecer un trastorno depresivo es el de mantener una imagen fruto de la desgana y el desinterés por uno mismo. Maquillaos, cortaos el pelo, id a un spa, afeitaos, depilaos, comprad esa camiseta que os encanta desde hace días y días pero que por algún motivo no os atrevéis a comprar. Mimaos y haced todo lo posible por sentiros a gusto con vosotros mismos, especialmente si ha sido un día duro o difícil. A mí, por ejemplo, un baño caliente me deja como nuevo y muy a gusto ~ u ~  

 

Y eso es todo… Lo que se me ocurre hasta ahora. No digo que os pongáis a hacer todo esto a las 20:30 del día de hoy. Quizás mañana es el día idóneo, o no, pasado mañana. Pero hacedme caso y luchad por romper con la monotonía de vuestra vida, y que sea un día diferente y más aún: os haga sentir diferentes. Aunque sea por un día.

 

Es un consejo del FROM, gobierno de España.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s